¿Eres agente inmobiliario, y te gustaría saber si necesitas un certificado energético para nave industrial? Son muchas las dudas que suelen surgir a la hora de determinar los factores que debe tener una vivienda o edificio a la hora de presentar la documentación correspondiente.

Por ello, en Innova + Energy, ponemos a tu disposición una completa guía para informarte de todo lo que necesitas conocer sobre los certificados de eficiencia energética para naves industriales, y las veces en las que este trámite es efectivo. ¡Adelante!

¿Qué es un certificado energético y en qué consiste?

El certificado energético, es un documento que recoge todas las características de energía de un inmueble, ya sea vivienda o local, escrito y autentificado por un técnico especializado del sector.

En este, se incluyen diferentes elementos del edificio, como la producción de agua caliente, la calefacción, la iluminación, la refrigeración y la ventilación; todo esto para determinar la eficiencia del inmueble a calificar.

El profesional, una vez haya calculado el consumo energético anual del local mediante las herramientas correspondientes, deberá redactar el informe que le otorgue la etiqueta energética correspondiente: desde la A (mejor eficiencia) hasta la G (peor eficiencia), con el fin de determinar la eficiencia del mismo.

Certificado energético para naves industriales: ¿lo necesito?

Una de las principales cuestiones que se hacen los profesionales del mundo inmobiliario, es si es obligatorio contar con el certificado energético en naves industriales para proceder con su compra-venta. ¡Nosotros te damos la respuesta!

En el Real Decreto 235/2013, del 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de edificios, debemos fijarnos en un párrafo en concreto situado en el artículo 2 del capítulo 1 de las Disposiciones Generales, en el que quedan exentos del ámbito de aplicación:

“Edificios industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales, o partes de los mismos, de baja demanda energética. Aquellas zonas que no requieran garantizar unas condiciones térmicas de confort, como las destinadas a talleres y procesos industriales” y “Edificios o partes de edificios aisladas con una superficie útil total inferior a 50m2.

¿Qué entendemos con esto? Que el certificado energético para naves industriales no es necesario en la mayoría de los casos, como espacios destinados al proceso industrial, almacenes, talleres, laboratorios, locales, aseos, etc. Pero ¡cuidado! Porque, como en todo trámite, hay excepciones que no debes pasar por alto.

¿Cuándo necesitaría el certificado de eficiencia energética para nave industrial?

Como conclusión: no, no es obligatorio en casi ningún caso el entregar el certificado de eficiencia energética para naves industriales, pero existen ciertas exenciones en el artículo legal correspondiente. ¿De cuáles hablamos?

Oficinas de 50m2 o menos

En el caso de las naves que hayan sido recientemente construidas, pero que aún no se han acondicionado porque no tienen uso ni actividad previa, no es obligatorio presentar este registro para la compre-venta.

No obstante, más tarde, con el Proyecto de Reforma y Actividad que realizará la agencia correspondiente, puede serlo en un caso específico: que la nave cuente con oficinas (por ejemplo, para la administración de la empresa) de 50m2 o más.

Generalmente, cuando hablamos de empresas de fabricación industrial, estos edificios suelen tener un espacio destinado a la administración o gestión de la misma, y estos deben cumplir con las condiciones de habitabilidad necesarias. Estas pueden, incluso, no tener techo al encontrarse dentro de la nave.

¿Qué debe incluir el certificado energético de una nave industrial?

Si ya has comprobado la situación de tu edificio, y necesitas presentar el certificado de eficiencia energética para tu nave industrial, estos son todos los datos que se van a reflejar en el informe correspondiente:

  • Materiales constructivos de las oficinas para analizar la envolvente térmica.
  • Medidas de: fachadas, huecos, suelo, medianeras, particiones interiores (oficinas) y cubierta.
  • Estructura interna del edificio: es necesario diferenciar cuáles serán las zonas de despachos, salas adicionales, recepción, pasillos, oficinas y aseos para determinar su eficiencia energética.
  • Tipo de iluminación de los espacios: contabilizar el W.
  • Instalaciones requeridas para contar con agua caliente sanitaria.
  • Equipos de ventilación y zonas de extracción y admisión.
  • Sistemas de calefacción o refrigeración: también la iluminación natural es importante para la habitabilidad de un edificio.
  • Equipamiento adicional energético (si lo hubiese), como sistemas de placas solares para el autoconsumo.

Una vez hayamos recopilado toda la información necesaria sobre tu complejo industrial y hayamos conformado el informe técnico, lo presentaremos en el organismo competente de la Comunidad para su registro.

certificado-energetico-nave-industrial

¿Necesitas ayuda con la tramitación?

Desde Innova + Energy, ponemos a tu disposición un equipo de profesionales para asistirte de forma personalizada en la tramitación del certificado energético para tu nave industrial. Gestionamos la documentación necesaria y la entregamos en menos de 48 horas para los clientes con suscripción premium.

¿Tienes cualquier tipo de duda? Ponte en contacto con nosotros y la resolveremos sin ningún compromiso. ¡Olvídate de los procedimientos más costosos o pesados! Contrata nuestros servicios especializados.

Entradas recomendadas